Este sitio web tiene ciertas restriucciones de navegación. Le recomendamos utilizar buscadores como: Edge, Chrome, Safari o Firefox.

ENVÍOS GRATIS POR COMPRAS SUPERIORES A 50 EUROS

Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 eurosTodo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros Todo a 15 y 30 euros

PERLAS. CLASES DE PERLAS, CONÓCELAS

LAS PERLAS, COMO SE CREAN

Las perlas son esferas hechas de nácar producidas dentro del cuerpo blando de los moluscos. Se forman cuando un cuerpo extraño se introduce al interior del cuerpo del molusco, que reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla de cristales conocida como nácar. Al cabo de un tiempo que varía en función del molusco la partícula termina cubierta por una o más capas de nácar, y tardan aproximadamente 10 años en crearse.

 

PERLA DENTRO DE MOLUSCO
Perla

TIPOS DE PERLA

Existen muchos tipos de perla. La perla Australiana, la Tahití, la Freshwater y la Mabe. También hay que diferenciar entre perlas naturales y perlas imitación.

LA PERLA AUSTRALIANA

Son las perlas más cotizadas en el mundo, también el precio de estas perlas se cotiza al alza, el precio dependerá de su brillo y su perfección. Cultivarlas cuesta su tiempo, ya que el tiempo varía en función del molusco, pero puede ser de entre 3 y 9 años. Se trata de un tipo de perla cultivada en las aguas saladas del norte de Australia, en Indonesia y Filipinas. Tiene una gama de color que va desde el blanco al negro. Las formas de esta perla varían desde la más perfecta redondez hasta tener una forma barroca. Su tamaño varía entre 9 y 28 mm.

PERLA AUSTRALIANA BLANCA

Perla Australiana, perfectamente redonda.

 

LAS PERLAS TAHITI

Las perlas Tahití se cultivan en las aguas templadas de agua salada de la Polinesia francesa. Este tipo de perla puede ser de distintos colores como puede ser: gris, verde, naranja, dorada, azul y hasta negra. La perla Tahití negra son espectaculares, únicas en el mundo. El tamaño de estas perlas negras puede alcanzar los 13 mm y son de un brillo muy intenso. Además, el tiempo de cultivo de las perlas Tahití es, al menos en comparación con otras, notablemente pequeño, ya que es tan solo de  dos a tres años.

PERLA TAHITI

Perla Tahití color gris. IMPRESIONANTE

 

LAS PERLAS FRESHWATER, O LAS PERLAS DE AGUA DULCE

Las perlas de agua dulce se crían en los lagos y ríos de China, aunque también pueden ser criadas en Japón o Estados Unidos lo cierto es que la producción de China, como en todo, es altamente superior a la de cualquier otra parte del mundo. El tiempo de cultivo de esta perla es de entre seis meses y cuatro años. La producción es muy superior a las perlas Australianas o las perlas Tahití. De ahí que el precio de las perlas sea muy inferior al precio de las australianas o las perlas Tahití. También debido a su abundancia la cantidad de formas que pueden adoptar son infinitas desde perfectamente lisas (son las más raras, ya que dentro del mejillón es imposible saber como van a evolucionar), las barrocas, son de las formas más apreciadas, los collares de perlas barrocas son muy originales, ya que cada perla toma una forma y un tamaño diferentes. Las estriadas como su propio nombre indica tienes estrías, que suelen ser rayas que recorren toda la perla.

PERLA BARROCA DE AGUA DULCE

Las perlas barrocas de agua dulce pueden tener muchas formas variadas. Aquí en barroca

 

LAS PERLAS MABE

Las perlas mabe son aquellas que en joyería solemos llamar perlas japonesas, seguro que habéis oído hablar de ellas o tenéis algún familiar, sobre todo mujeres mayores, que tienen algún pendiente de perlas japonesas. La diferencia entre estas perlas y otras es que crecen adheridas a la concha del molusco en lugar del interior de esta. Por ello su forma no es redonda del todo sino que es plana por un lado. En joyería se utilizan sobre todo para montar pendientes y así, poder ocultar su lado plano.  Japón es el que tiene el liderazgo mundial de la producción de estas perlas, aunque en China también se cultivan desde hace centenares de años. El tiempo de cultivo de estas perlas es inferior al de cualquier perla ya que va de seis meses a dos años.

PENDIENTES CON PERLAS JAPONESAS

Las perlas Mabe o perlas japonesas se usan sobre todo para montar pendientes.

 

LAS PERLAS NATURALES

Como ya hemos dicho antes las perlas naturales se forman dentro de los moluscos, especialmente dentro de las ostras. Cuando un elemento entra dentro de la concha, las otras y los moluscos reaccionan ante este elemento irritante. Lo que hacen es que los propios moluscos segregan unas capas de nácar (se conoce como nácar aunque su nombre original es argonito). Las capas de nácar que se adhieren al elemento irritante se van solapando unas encima de otras hasta conseguir la forma de la perla.  Esto es lo que sucede con las perlas naturales. Las perlas cultivadas, que son aquellas que se cultivan aposta se adhiere el elemento irritante, es decir que dicho elemento no entra de forma natural en la perla sino que se pone. El brillo, color y tamaño de la perla variará en función del molusco y de las aguas donde se críe. Las perlas naturales son sensibles a todo tipo de perfumes, lacas  y cremas que usamos en nuestro día a día, por ello, para conservar nuestras perlas en perfecto estado, ya sean pendientes, collares, pulseras y demás joyas recomendamos siempre ponerse estos productos antes de colocarse las joyas que contienen perlas naturales. Es un truco sencillo que hará que nuestras joyas con perlas luzcan preciosas y se mantenga su brillo más tiempo. Hoy en día, y debido a la gran producción mundial el precio de las perlas es realmente bajo en comparación a hace unos años. Un truco para diferenciar perlas naturales de perlas artificiales es morderlas con los dientes, es un truco poco profesional pero realmente eficaz. Si al morder las perlas con los dientes sentimos como si raspase, una sensación  poco agradable para los dientes significa, al menos por norma general que las perlas son naturales. Mientras que si al morderlas el tacto es suave y liso las perlas, por norma general serán de imitación. Pero hay que tener cuidado ya que muchas perlas australianas o las perlas Tahití pueden tener un tacto suave y liso y ser naturales. En cualquier caso para que no nos engañen lo mejor es acudir a una joyería de confianza donde un joyero nos aconseje lo mejor para nosotros.

LAS PERLAS ARTIFICIALES

Las perlas artificiales son las creadas por el hombre, no provienen de ningún molusco sino que están hechas de resina o diferentes materiales. Estas perlas, que suelen ser de un color más amarillento, tienen de amarillearse con el tiempo, además su tamaño nos indican también que no son naturales. Suelen ser de un perfecto redondo. Estas perlas también suelen pelarse ya que al no ser naturales la capa que tienen encima, la que se ve se pela al poco tiempo de tenerlas. Hay que tener mucho cuidado con estas perlas ya que sino entendemos nos pueden dar, como se suele decir, «gato por liebre». Es decir, recomendamos siempre que las perlas naturales se compren siempre en joyerías ya que nunca nos engañarán.

 

VER VIDEO SOBRE JOYAS DE PERLAS 

Deje un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.

;" data-enable="" data-cookie-name="popup-2-popups" >

Carrito de compras

No hay más productos disponibles para comprar

Su carrito está vacio.